Urkieta

inaxio-k sortua, 2005, ekaina 9 - 22:18
Garaiera 854 m
Mendialdea
Kokapena ED50 30T X.582055, Y.4769325
WGS84 43.070323 N, -1.993449 E.
Abiapuntuak Areso, Atallu, Gorriti, Orexa.
Gertu Musaio mendia.
Lurraldeak Nafarroa.
Kategoriak EHMK.
images
Urkieta
Tontorra ekialdetik ©inaxio

Ez dirudi mendizale askorik akordatzen denik mendi honekin; bide guztietatik bereizita gelditzen da eta tontorraren bila igotzen diren bideak ere nahiko arinak dira, erraz galtzeko modukoak. Aldapa handiak ditu isurialde guztietan eta gailurrean haitza nagusitzen da tarte batean, bere bi gainak lotzen dituen bizkar luzean. Kontu pixka bat ere eskatzen du iparmendebaldeko bizkarrean behera jaisterakoan, ez baita erraza norabide zuzenari eustea basoan barrena; arrastoa ez da nabarmena eta basoak ez du urrutira ikusten uzten. Itzuli ederra egin daiteke Orexa aldetik abiatu eta Ulizarretik paseaz joanda, bailara osoa inguratuz.

Irudiak

***

***

***

***

***

***

***

***

***

***

***

***

***

***

***

***

***

***

***

****

***

***

***

***

****

***

***

***

Dos rutas

El Urkieta es una cima realmente bonita, con unas espectaculares vistas sobre las Malloas de Aralar, pero un tanto olvidada ya que no llega a los 1.000 metros y está alejada de las sierras importantes. Hay dos maneras de llegar a ella.
La primera, más monótona y menos exigente, es desde Gorriti. Nada más abandonar la autovía, dejamos el coche junto a unos depósitos, sin llegar a cruzar bajo la autopista. Desde allí, por una pista de cemento, bordeamos la base de Santa Bárbara hasta un collado, cerca del túnel de la autovía. Pasamos junto un caserío y seguimos la pista que, derivando hacia la izquierda, sube y baja por sucesivas lomas hasta al punto más alto, en el interior de un bosque. Allí vemos que las marcas del antiguo trazado de la GR 121 van hacia la derecha, descendiendo hacia un collado junto al Ulizar. Nosotros vamos hacia la izquierda, cruzando una alambrada y llaneando. Al cabo de un rato comenzamos a descender, salimos del bosque y llegamos hasta un collado, frente al Urkieta. Una empinada pendiente final nos lleva hasta un cordal, por el cual proseguimos hasta alcanzar la arista final de roca. A la vuelta, una vez en el collado, en vez de remontar la pendiente hacia el bosque, tomamos una pista a nuestra derecha que casi llaneando nos lleva al cabo de un rato hasta el caserío en el collado junto a Santa Bárbara.

La otra subida, más montañera, es desde la carretera que unía Tolosa con Pamplona. Unos kilómetros después de Lizartza (en dirección Pamplona), dejamos el coche en una antigua casa de Mikeletes, ahora reformada. Se trata de la zona de Illarrazu. A la izquierda del edificio vemos las marcas de la GR 121. Las seguimos por un camino rocoso que asciende paralelo a una regata con un tubo naranja de canalización. Vamos siguiendo las marcas, que se desvían hacia la izquierda y remontan las laderas, pasando del pino al haya. Pasamos por un amplio establo de piedra con una espectacular estructura de madera en el techo. Siguiendo las marcas desembocamos en la PR que viene de Lizartza y llegamos al collado de Arrume, con un poste señalizador de madera con flechas. ATENCIÓN. En este punto, la GR gira hacia la izquierda por un bosque, dirección Orexa. NO SEGUIR POR AHÍ. Hay que continuar rectos, subiendo hacia una borda con una pequeña torre de paneles solares (detrás vemos el Urkieta). Tras dejarla atrás, entramos en un pinar y vemos una bifurcación. Tomamos la de la izquierda, que asciende (si nos fijamos vemos en un árbol las marcas desdibujadas del antiguo trazado de la GR 121, la vuelta a Gipúzkoa). Al cabo de un rato, la pista llanea unos metros en una curva y comienza a descender suavemente. En ese punto, hay que tomar una pequeña senda a nuestra izquierda que se mete entre pinos (está señalada con un cairn en el suelo). Esta senda nos lleva hasta una alambrada, junto a un mojón de piedra. Ahora queda lo más duro. Siguiendo las balizas pintadas en los árboles, por una senda a ratos poco clara, subimos por una pronunciada pendiente a través de un precioso hayedo. Arriba salimos del bosque y la hierba se mezcla con la roca. Continuando por la arista, llegamos al buzón.